Apple pierde demanda contra Corellium

En la serie de productos sobre las guerras de Apple no hemos incluyendo un encabezado: el control de sus interfaces, que más allá de que puede parecer lo mismo que las guerras de la Aplicación Store, su activa es considerablemente más profunda y también dentro en el ADN de Apple.

Es una cuestión de filosofía que emite de su base (probablemente infundida por la personalidad de Steve Jobs, un maniaco del control, en especial en sus primeras décadas de liderazgo). Apple debe supervisar su producto para asegurar la máxima calidad, integración, diseño, etcétera.

Es verdad que o sea lo que te deja hacer modelos como iPhones, M1 Macs, la Aplicación Store, etcétera. proponen uno. experiencia de calidad muy mayor a la que puede poder la rivalidad, que no posee ese control sobre cada segmento de producción. En esencia, o sea lo que inicialmente logró del Macintosh el Macintosh, al paso que Windows, agobiado por la necesidad de ser coincidente con todas las probables variaciones que un desarrollador de PC podía crear, fue perdiendo calidad mientras que ganaba «peso» en la instalación, volviéndose el monstruo ingobernable que todos conocen.

La cara fea de ese férreo control sobre la experiencia está en el momento en que la actitud se torna en intolerancia, terquedad, temor al cambio, etcétera. forzando a que todo cuanto no fué «santificado» por Apple sea sacrificado por violar su iniciativa de de qué manera su la propiedad ha de ser reconocida.

¿Qué es Corellium?

Corellium se creó en 2017 y creó una interfaz que deja a sus clientes del servicio usar simuladores virtuales de iPhone en sus PCs, lo que es primordial para el trabajo de quienes trabajan en seguridad, puesto que les deja conocer errores y inseguridades en iOS (hoy día , no cabe duda de que gracias a la demanda, algún mención a la virtualización de la plataforma móvil de Apple ha desaparecido de su portal web).

El programa Corellium crea una réplica digital de la plataforma móvil de Apple, iTunes y elementos de el diseño de usuario, por medio de una interfaz virtual patentada fundamentada en la página web, construída por Corellium, con una copia precisa de la plataforma móvil de Apple para dejar que los estudiosos de seguridad hallen fallas.

Según The Washington Articulo, Apple procuró comprar Corellium en 2018. En el momento en que las negociaciones se estancaron, Apple presentó la demanda para sacar a la startup del mercado.

La demanda

Apple presentó la demanda contra la compañía de virtualización en 2019 por infracción de derechos de creador. Desde ese momento, Apple siguió incrementando su presión sobre Corellium, pidiendo los registros de quienes han usado las interfaces de emulación iOS.

Corellium arguye que su programa asiste para Apple al hacer más simple que los expertos de la seguridad supriman fallos, y asimismo ha acusado a Apple de usar la demanda para «acrecentar su anillo de jailbreak».

La demanda tuvo el efecto de atemorizar a los estudiosos de seguridad que emplean la interfaz Corellium, en tanto que jamás se conoce qué represalias se tienen la posibilidad de aguardar de Apple hacia quienes emplean interfaces “non agradables”.

Oración

El juez Rodney Smith ha dictaminado que las acusaciones de Apple de que Corellium ha violado su propiedad intelectual son inmotivadas, lo que establece que la utilización del código por la parte de Corellium entra en lo que se considera «empleo justo».

Esa fue exactamente la defensa de Corellium: que su empleo del código de Apple era rigurosamente para lograr hacer el servicio, usando solo las funcionalidades que eran primordiales para esto.

Afirma el juez «Desde el principio de la protección de la propiedad intelectual, los tribunales han reconocido que se tienen que respetar algunas chances para que los materiales protegidos logren ser usados legítimamente para conseguir la meta de protección, que es» el avance de las ciencias y las artes ”.

“Existe prueba en los registros para asegurar la situación de Corellium de que su producto está designado a la investigación de seguridad y, como acepta Apple, se puede usar para la investigación de seguridad. Además de esto, nuestra Apple podría haber usado el producto para pruebas internas si hubiese tenido éxito en la adquisición de la compañía. «

El juez ha desechado la afirmación de Apple de que Corellium no imponía la obligación de avisar a Apple los descubrimientos completados en su interfaz, puesto que no nuestra Apple lo impone en su programa de recompensas.

Además de esto, Apple afirma que Corellium ha evitado las cuestiones de inseguridad de Apple para hacer su programa, violando de esta forma la Digital Millennium Copyright Act (que penaliza aquellas tecnologías diseñadas para eludir las protecciones de proyectos protegidas), algo que aún no fué descartado, con lo que ese desarrollo prosigue.

El software de recompensas de Apple

Como «contramedidas», Apple lanzó su programa de recompensas para los estudiosos que reportan de fallos y inseguridades en los S.O..

En el momento en que un estudioso se anota en el software, recibe un Gadget de investigación de seguridad (SRD – Security Research Device) que está designado a ser usado en un ambiente controlado de forma exclusiva para la investigación de seguridad. Deja entrar a Shell y usar algún herramienta con los privilegios precisos. En caso contrario, el SRD se comporta de forma idéntica a un móvil IPhone estándar.

Solicitudes antimonopolio

Aquí es donde cobran relevancia los juicios antimonopolio que se están realizando contra Fb y Google plus, puesto que uno de los más importantes puntos de esas indagaciones es la adquisición de algún compañía que logre ser en rivalidad, a fin de que jamás formen una amenaza.

Si bien Corellium no puede considerarse la rivalidad de Apple, en rigor, la verdad es que Apple, como todo enorme, se ve tentado a inhabilitar todo cuanto no es de su gusto por asimilación (vía compra).

La situacion Corellium es un ejemplo evidente de de qué manera los enormes emplean su poder y elementos (así sea con dinero o con juicios) para remover problemas. El impulso de Apple por el control es en especial arriesgado en este sentido, y merece ser visto (y sentirse visto) de cerca.

Conclusión

Es prácticamente seguramente Apple agotará todos y cada uno de los elementos legales libres para procurar revertir esta sentencia que no solo deja «vivo» a alguien que hace algo que no le agrada sino podría ser útil de ejemplo y acompañamiento para otras ideas bajo la licencia de “ fair use ”, reduciendo de esta manera el control que Apple tiene sobre todas y cada una de las interfaces juntas.

Es verdad que, en el momento en que se justifica, los tribunales detienen el impulso de control de Apple.

Si bien en alguna instancia posterior, o a través de la utilización de la Digital Millennium Copyright Act (como la hemos encontrado traducida) que daño ha realizado por su naturaleza generalista y precisamente inclinada hacia la protección del statu quo, Apple consigue revertir esta sentencia y eludir que sus interfaces sean emuladas por terceros, Apple debe entender que no puede realizar lo que desee sin ser responsabilizado.

Una lección de humildad que le vendría bien estudiar, para casos futuros.

utilizamos cookies para poder ofrecer la mejor experiencia a los usuarios que nos vistan. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Salir de la Web

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto. Haz clic aquí si quieres que el hacer scroll se considere como aceptación de cookies

Cerrar