De qué forma disponer Windows en un Mac

Muy Buenas , otro nuevo articulo de nuestra página , aguardamos que les complazca

Entre las virtudes de emplear un equipo Mac es que te ofrece la opción de realizar macOS por tu cuenta, o de disponer Windows para aquellas oportunidades en las que precises realizar apps o juegos únicos de Windows.

En el presente artículo, enseñamos de qué manera disponer Windows en un Mac, primero ayudado por el asistente Boot Camp de arranque dual de Apple, y después con programa de virtualización de otros. Asimismo discutimos los pros y los contras de cada modalidad.

Una última cosa antes de ingresar en aspecto: ¿sabías que no precisas tener una imitación de Windows en tu Mac para lograr realizar apps de Windows? En este otro producto, te enseñamos de qué forma disponer macOS en un PC.

Consulta aquí el producto sobre las mejores máquinas virtuales para disponer Windows en un Mac.

¿Qué equipos Mac tienen la posibilidad de realizar Windows?

Es algo que es dependiente de la versión de Windows que estés tratando disponer, pero has de saber que cualquier Mac reciente debería poder realizar Windows 10. En verdad, la mayor parte de los Mac presentados desde finales de 2012 lo aguantan. Hay una lista completa aquí.

No obstante, ten presente que se descubrió un fallo en ciertos modelos de iMac, lo que quiere decir que no puedes actualizarlos a Mojave si ahora tienes instalado Boot Camp. Para conseguir mucho más información, consulta esta página de asistencia de Apple.

Tu Mac asimismo precisará tener por lo menos 64 GB de espacio libre en disco si vas a disponer Windows en una partición Boot Camp. No obstante, como Windows necesita de 128 GB, Apple recomienda que crees una partición de esa cantidad. 

Boot Camp en frente de la virtualización

Hay 2 opciones en el momento de disponer Windows en tu Mac, y la opción que escojas va a depender del género de programa que precises realizar.

La primera opción, proporcionada por nuestra Apple a través del Asistente Boot Camp que se integra con cada Mac, tiene por nombre «arranque dual», puesto que te ofrece la oportunidad de comenzar tu Mac utilizando Windows o macOS.

El asistente Boot Camp de Apple puede dividir el disco duro de tu Mac (o unidad de estado sólido) en 2 particiones. Deja macOS en una partición, para entonces disponer Windows en la segunda partición. Sencillamente, escoge el S.O. que deseas realizar presionando la tecla ‘Alt’ de tu teclado en el momento en que arranques tu Mac.

Disponer Windows en una partición Boot Camp con este procedimiento transforma a tu Mac en un simple PC con el sistema operativo de Windows, y dedica toda la energía del procesador y la memoria de tu Mac a realizar Windows sin oportunidad de interaccionar con macOS.

Hablamos de la opción mejor si quieres jugar a juegos de Windows o realizar programa de diseño y gráficos o modificar vídeos. Al fin y al cabo, hacer tareas para las que precises explotar todo el potencial de configuración de tu máquina.

La única desventaja de emplear Boot Camp es que pierdes el ingreso a tus apps normales de Mac mientras que andas corriendo Windows, lo que quiere decir que debes cerrar Windows y regresar a arrancar macOS si deseas utilizar apps de Mac, como logre ser Apple Correo o Photos.

Aquí es donde la otra alternativa, famosa como ‘Virtualización’, puede ser útil. En vez de dividir la unidad de disco en distintas particiones para macOS y Windows, nos valemos de un programa de virtualización (Parallels Desktop o VMware Fusión) para hacer una máquina virtual que se ejecute en el propio ambiente de macOS.

La máquina virtual (VM) es sencillamente una aplicación que se ejecuta en el Mac como cualquier otra aplicación. No obstante, la máquina virtual imita el desempeño de un PC, lo que te dejará disponer Windows en la máquina virtual y, ahora, añadir cualquier aplicación de Windows que precises.

Por esta razón, se transforma en la opción mucho más favorable, puesto que quiere decir que puedes realizar tus apps de Windows en el escritorio de tu Mac adjuntado con todas y cada una de las apps normales de tu Mac, con lo que no hay necesidad de reiniciar y escoger entre macOS o Windows como deberás realizar con Boot Camp.

Pero no nos engañemos, ya que la virtualización asimismo muestra algunas desventajas. Realizar Windows en una máquina virtual quiere decir que está corriendo 2 S.O. al tiempo, con lo que precisará mucha mayor capacidad de procesador y memoria para conseguir un desempeño aceptable.

Aún de esta manera, la mayor parte de los Macs mucho más recientes tienen la posibilidad de proveer un óptimo desempeño en el momento en que se ejecuta Windows en una máquina virtual, y son solo los juegos 3D y las apps en ámbitos gráficos de alto rango los que precisan la capacidad plus.

De qué forma conseguir Windows para Mac

Si quieres poder realizar Windows 10 en tu Mac, tienes que saber que es viable descargarlo como un fichero de imagen de disco, en ocasiones asimismo popular como fichero ISO, desde la página oficial de Microsoft.

Asimismo puedes bajar ficheros ISO para Windows 7 y Windows 8.1. No obstante, estas ediciones de Windows se vendían inicialmente en soporte físico de disco, con lo que si todavía tienes el disco original, probablemente sea mucho más veloz hacer el fichero ISO desde aquí. Es bastante simple, y Apple asimismo aborda esta oportunidad en su página web.

En este momento que tienes los archivos de instalación de Windows, solo precisas arrancar tu programa de virtualización para ejecutarlo y poder instalarlo. 

Lo que es necesario para ti para Boot Camp

Boot Camp Assistant es una aplicación proporcionada por Apple que te contribuye a disponer Windows en tu Mac. Hallarás el asistente situado en la carpeta de ‘Utilidades’ en la carpeta primordial de ‘Apps’ de tu Mac.

Antes de realizar el asistente, estas son las cosas que vas a requerir para realizar Windows en Boot Camp:

  • Apple sugiere que poseas un mínimo de 64 GB de almacenaje libre en tu disco o unidad de estado sólido para lograr disponer Windows. De todos modos, se aconsejan 128 GB.
  • Asimismo posiblemente precises un USB o dispositivo externo con cuando menos 16 GB de almacenaje para el programa agregada de «controlador» que Windows precisa para admitir los elementos como el monitor, la cámara del Mac, el género de teclado o el ratón usado.
  • Precisarás una versión de Windows adjuntado con su licencia. Los modelos recientes de Mac y cualquier Mac que ejecute Mojave solo van a funcionar con el sistema operativo de Windows 10, algo a tomar en consideración. Los modelos mucho más viejos asimismo van a poder aceptar Windows 7 o Windows 8.1.

Puedes revisar qué ediciones de Windows puedes llevar a cabo correr en tu Mac consultando el catálogo que hace aparición en la página oficial de Apple. El desarrollo de instalación y tiempo usado puede cambiar, en dependencia de la versión de Windows que uses. 

De qué manera realizar Windows en un Mac mediante Boot Camp

En el momento en que has completado todos y cada uno de los preparativos para realizar el asistente Boot Camp, y que hayas instalado Windows en tu Mac, o sea lo próximo que tienes que realizar: 


Paso 1: Abre el asistente de Boot Camp

En el momento en que ejecutes el asistente Boot Camp por primera vez, este te señalará una secuencia de opciones. La primera es corroborar que quieres hacer un disco de instalación de Windows 7 o posterior. Esto copiará tu fichero ISO de Windows en la memoria USB para disponer Windows.

Paso 2: Descarga los controlador

En el próximo paso, Boot Camp te notificará que asimismo descargará los drivers para Windows en el dispositivo de memoria USB. No obstante, solo descargará los que corresponden a Windows 8.1 y Windows 10. Si precisas disponer Windows 7, deberás preguntar las tablas de compatibilidad del cibersitio de Apple y encontrarlos.


Paso 3: Particiona la unidad

Si es la primera oportunidad que empleas Boot Camp, deberás escoger la opción de ‘Disponer Windows 7 o posterior’. Esto te dejará hacer 2 particiones de disco en tu Mac. De este modo, macOS se deja en una partición, al tiempo que en la segunda se instalará Windows y algún otro programa y apps que quieras.

Paso 4: Ajusta el tamaño esperado de tu partición

De manera ya establecida, el asistente de Boot Camp proporciona hacer una pequeña partición de Windows de solo 32 GB, pero puedes utilizar el control deslizante para cambiar el tamaño de ámbas particiones a tu manera. Hay otro botón que sencillamente divide la unidad en 2 de igual tamaño.


Si tu Mac tiene en su configuración de sobra de una unidad de disco duro o SSD, es viable dedicar una de de forma exclusiva para Windows.

Sin embargo, has de saber que Boot Camp no marcha bien con entidades ajenas conectadas mediante USB o Thunderbolt, con lo que es preferible usar la unidad interna siempre y cuando resulte posible.

Y si tienes una unidad externa conectada a tu Mac para efectuar backups de Time Machine, es una gran idea hacerla desaparecer, en tanto que Boot Camp puede ser un tanto raro si descubre una unidad externa a lo largo de la instalación.

Paso 5: Disponer Windows

Cuando hayas particionado la unidad de tu Mac, Boot Camp apagará tu Mac y también comenzará el software de instalación de Windows desde la memoria USB. Solo debe proseguir las advertencias punto por punto para llenar la instalación de Windows.

Tan rápido como se empiece Windows, asimismo se te solicitará que instales los controladores de Boot Camp auxiliares desde el dispositivo de memoria extraíble USB.


Paso 6: Ejecuta Windows

Hecho esto, vas a poder llevar a cabo empleo del arranque dual o boot dual entre macOS y Windows, presionando ‘Alt’ (asimismo popular como ‘Opción’) en tu teclado en el momento en que enciendes el Mac. Vas a ver ámbas particiones con macOS y Windows en pantalla.

De qué manera realizar Windows en una máquina virtual

Los programas de virtualización como Parallels Desktop o VMware Fusión dan una opción alternativa ingeniosa y maleable de arranque dual de Boot Camp y empleo de diferente S.O..

En vez de dividir el disco duro de tu Mac en particiones separadas, y después disponer Windows en la partición Boot Camp, estos programas crean una máquina virtual (VM), que es sencillamente una aplicación que se ejecuta en el Mac y actúa como un PC.

Ahora, puedes disponer Windows en la VM, adjuntado con cualquier aplicación y programa de Windows que precises realizar. La VM puede marchar adjuntado con otras apps de Mac, como Safari o Apple E-e correo electrónico, con lo que no hay necesidad de mudar de un S.O. a otro, algo a eso que te ves obligado a llevarlo a cabo con Boot Camp.


 Estos programas no son gratis, con lo que vas a deber conseguir una copia del programa que gustes, aparte de proveer tu copia de Windows (si bien tanto Parallels como VMware dan ediciones de prueba que lograras evaluar en el transcurso de un tiempo.

Asimismo hay un programa de virtualización gratis llamado VirtualBox, pero es bastante complejo y bien difícil de utilizar, con lo que no te lo recomendamos si no tienes entendimientos avanzados en el tema.

Nos vamos a centrar primero en la utilización de Parallels y VMware para disponer Windows. Consulta la sección de VirtualBox si te sientes listo para el desafío.

Disponemos mucho más información sobre las mejores máquinas virtuales para disponer Windows en Mac.

Ejecuta Windows en un Mac con Parallels

Comprar Parallels Desktop desde 79,99 € por año

Parallels Desktop 14 (la versión hoy en día libre) tiene una interfaz mucho más colorida que VMware Fusión con funcionalidades destacadas que dejan coger el hilo muy de forma rápida a sus opciones. Sin embargo, los 2 programas tienen exactamente el mismo enfoque básico.

Dan múltiples opciones para hacer una exclusiva VM en tu Mac, usando un disco de instalación o un fichero ISO.


Asimismo es viable conectar un PC con el sistema operativo de Windows a tu Mac y hacer una VM en el Mac que sea una copia precisa del PC con el sistema operativo de Windows y todas y cada una de las apps que precises. Y, si ahora andas utilizando Boot Camp, puedes aun hacer una VM que duplique tu partición Boot Camp.

Es una alternativa práctica y de lo mucho más atrayente, ya que te dejará revisar velozmente ciertos ficheros o realizar apps que no precisan un desempeño máximo, sin la necesidad de apagar el Mac para reiniciar con la modalidad de Windows.

En el momento en que hayas decidido de qué manera quieres disponer Windows, los dos programas te dejarán cambiar una sucesión de configuraciones esenciales.

Ejecuta Windows en un Mac con VMware Fusión

Comprar VMware Fusión desde 88,95 €

El diseño de VMware es un tanto mucho más complicada, puesto que exhibe una ventana con varios cambios que podrían confundir a los clientes mucho más noveles. Parallels hace las cosas un tanto mucho más simples para los principiantes, ofreciendo una secuencia de opciones predefinidas para ámbitos de eficacia con Office, o para realizar juegos 3D de enorme capacidad.


Corriendo Windows en una VM: Hardware

Tanto VMware Fusión como Parallels te dejan mudar la configuración de hardware de tus máquinas virtuales si lo precisas, de la misma si estuvieses escogiendo el hardware físico para tu Mac o PC real.

Si tu Mac tiene un procesador multinúcleo (como el iMac Pro, que tiene hasta 18 núcleos de procesador), puedes dedicar numerosos núcleos a tu VM para progresar el desempeño. Asimismo puedes conceder memoria y espacio en disco auxiliares, e inclusive acrecentar la proporción de memoria de vídeo que empleará tu VM para conducir los gráficos.


Otras alternativas brindadas por Parallels y VMware tienen dentro la oportunidad de conectar dispositivos USB, como un disco duro o aun altífonos Bluetooth a tu máquina virtual de Windows.

Asimismo puedes saber de qué manera interacciona tu VM con macOS de tal forma que logres comunicar carpetitas y ficheros que precises precisas para un emprendimiento o trabajo, o aun comunicar tu biblioteca de música o fotografías. 

Realizar Windows en una VM: Programa

Un punto elemental en el momento en que Windows corre en la máquina virtual de tu Mac es la manera en que la vas a poder conducir en el escritorio de tu Mac.


De manera ya establecida, tanto Parallels como VMware ejecutan sus VMs en una ventana, con lo que obtendrás una suerte de ventana Windows que exhibe el escritorio de Windows flotando en su ventana en la parte de arriba del escritorio del Mac.

No obstante, asimismo es viable expandir el escritorio de Windows a fin de que llene toda la pantalla, realizando que tu Mac se vea como un PC frecuente con el sistema operativo de Windows al tiempo que te deja mudar a apps Mac empleando ‘Command’+‘Tab’.

Pero una opción mejor para bastante gente es la aptitud de esconder el escritorio de Windows completamente, tal es así que las apps particulares de Windows aparezcan por sí mismas en el escritorio del Mac, de la misma las apps comunes del Mac.


El número de opciones libres es de lo mucho más variable, pero lo destacado de la tecnología de virtualización es que no vas a poder romper la máquina virtual. Puedes almacenar distintas ediciones de tu VM, de la misma manera que guardas distintas ediciones de un archivo de Word.

Esto te deja presenciar con distintas configuraciones para poder ver qué opciones marchan mejor, y después sencillamente regresar a una versión previo de la máquina virtual en el momento en que lo quieras.

 De qué manera realizar Windows en un Mac de manera gratuita

Hablamos de un procedimiento alterno para realizar Windows en tu Mac: usa Oracle VirtualBox para realizar Windows como una máquina virtual. Esta sección con sus comentarios forman parte a Nik Rawlinson.

VirtualBox puedes descargarlo de manera gratuita desde aquí. Procede de la próxima forma:

1. Descarga la última versión.

2. Una vez descargada la imagen del disco, localízala en tu Mac, móntala y haz doble click en el fichero VirtualBox.pkg para disponer la aplicación. Precisarás de 175 MB de espacio libre en el equipo, aparte del espacio requerido por Windows (hasta 32 GB).

3. Una vez terminada la instalación, comienza VirtualBox desde la carpeta de apps.

4. Descarga tu copia de Windows 10 como enseñamos previamente y colócala en un espacio favorable a fin de que consigas entrar a desde el instalador de VirtualBox.

5. Haz click en el botón nuevo de la barra de herramientas de VirtualBox y asigna un nombre a tu novedosa máquina virtual (‘Windows 10’ en nuestra instancia) y escoge el S.O. que está instalando en el menú desplegable.

6. Haz click en ‘Proseguir’.

7. Reserva los elementos. En el momento en que Windows esté andando, se comportará como un computador diferente de tu Mac, que proseguirá corriendo macOS. Tu equipo va a prestar elementos que no vas a poder tocar mientras que la máquina virtual ande. Lo más esencial aquí es la memoria.  


VirtualBox recomienda la utilización de 2 GB (2048 MB) en nuestra máquina (un Mac mini con 16 GB de RAM), pero vamos a acrecentarlo a 4 GB (4096 MB) para ofrecer a Windows algo de espacio agregada. Si quieres llevar a cabo lo mismo, emplea el control deslizante.

9. Crea un disco virtual. Al modificar una máquina virtual, no solo se crea el S.O., sino más bien asimismo las apps que se ejecutan en y los ficheros conformados y modificados son guardados en un bulto que tu Mac va a ver como un disco duro virtual.

10. Esto supone que no confundirá tus activos de Windows y MacOS, pero asimismo quiere decir que va a poner gran parte de tu disco fuera del alcance de MacOS. Por tal razón, vamos a proseguir con la recomendación de reservar 32 GB en VirtualBox.

11. En el momento en que hagas click en ‘Proseguir’, el sistema te va a preguntar qué género de unidad quieres hacer. Prosigue con VDI (VirtualBox Disk Image) salvo que vayas a utilizar esta instalación de Windows con una aplicación de virtualización diferente, como Parallels Desktop.

12. VirtualBox puede quitarte los 32 GB rápidamente o llevarlo a cabo de manera fragmentada en el momento en que sea preciso, incrementando el tamaño de la unidad de Windows transcurrido un tiempo conforme medran los ficheros guardados y las apps instaladas.

13. Tiene sentido decantarse por lo segundo, conque salvo que poseas alguna razón particularmente para abandonar la cantidad total, deja la opción de almacenaje establecida en la cantidad que es asignada de manera activa y aprieta sobre seguir.

14. Llegados a este punto, ahora habrás desarrollado tu novedosa máquina virtual. Todo lo que es necesario para ti realizar es disponer Windows en . VirtualBox New te enseña un comprendio de la composición de tu máquina virtual y lograras mudar entre distintas ámbitos virtualizados si has configurado mucho más de uno.


14. Haz click en ‘Comienzo’ para comenzar el desarrollo de instalación de Windows.

15. Para finalizar, tienes que encontrar el fichero de instalación. Hemos guardado la descarga de nuestra instalación en una tarjeta SD en la ranura de la parte de atrás de nuestro Mac mini. Debemos señalarle a VirtualBox dónde se encuentra, conque hacemos click en el icono de la carpeta y elegimos el fichero ISO en la tarjeta.

16. Al clickear en ‘Abrir’ nos devuelve a la pantalla de configuración donde hacemos click en Comienzo para abrir la imagen del disco y emplearla como medio de instalación. Cuando hayas elegido el idioma, el instalador ha de saber si andas mejorando una versión vieja o si hablamos de una instalación adaptada.

Escoge ‘Adaptada’, en tanto que andas configurando una máquina virtual completamente novedosa y, ahora, en la próxima pantalla, cerciórate de que la unidad 0 esté elegida como unidad de instalación (esta habría de ser la única opción).

18. La máquina virtual se reiniciará unos cuantos ocasiones a lo largo de la instalación antes de solicitarte que configures tus opciones. Puedes decantarse por la ‘Configuración rápida’, que admite todos y cada uno de los valores por defecto de Microsoft, introduciendo actualizaciones en el momento en que estén libres.


19. Si no quieres llevarlo a cabo, haz click en el botón ‘Ajustar’ y efectúa los cambios a mano. Ahora, tienes que señalar a Windows si el equipo te forma parte o hablamos de uno de tu organización.

20. Haz click en siguiente y, ahora, introduce los datos de tu cuenta de Microsoft para comenzar sesión. Si aún no tienes una cuenta de Microsoft, haz click en ‘Hacer una exclusiva’.

Los 2 últimos pasos te preguntan si escoges utilizar un PIN en vez de una contraseña para entrar y si quieres guardar tus ficheros en OneDrive o en la máquina virtual local.

Desde aquí, Windows se reiniciará por última vez antes de enseñar el escritorio definitivo.

¿Puedo realizar macOS en un PC con el sistema operativo de Windows?

¿Qué sucede con el ámbito contrario? ¿Es viable realizar macOS en un PC? En una palabra: no. Es una de esas ironías que si bien Microsoft es popular por sus prácticas comerciales beligerantes, Apple fué tajante llegados a este punto.

Si bien es viable realizar Windows en cualquier computador X86, Apple pone a tu predisposición su programa macOS solo en el hardware de Mac.

El razonamiento de Apple es que macOS está desarrollado para marchar con nuestro hardware de Apple, y la experiencia no sería tan buena en cualquier computador. Esta es una de las razones por las cuales jamás utilizarás un Mac con poca capacidad.

Pero asimismo es justo decir que Apple crea programa para vender hardware algo que no desea comunicar con asociados tecnológicos como sí lo realiza Microsoft. Conque si deseas presenciar lo destacado de todos y cada uno de los mundos, lograras realizar Windows en tu Mac pero no de manera inversa.

Mencionado lo anterior, hay una opción alternativa que pasa por instalarlo en un Hackintosh. Consulta aquí de qué manera disponer macOS en un PC: cambia el S.O. de tu pc y usa macOS en tu PC.

Si les ha dado gusto este articulo posiblemente les interese otras clases sobre la manzana

utilizamos cookies para poder ofrecer la mejor experiencia a los usuarios que nos vistan. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Salir de la Web

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto. Haz clic aquí si quieres que el hacer scroll se considere como aceptación de cookies

Cerrar