Esta fue la observación más esencial de Steve Jobs en el momento en que regresó a Apple. Cambió todo

Hola , otro nuevo articulo blog , aguardamos que les complazca

Se podría argumentar que el regreso de Steve Jobs al cargo de director ejecutivo de Apple en 1997 fue entre los instantes mucho más esenciales en la crónica de los negocios. En ese instante, habría sido bien difícil predecir qué influyente se volvería Apple. No es una exageración decir que la compañía se encontraba en una situación bastante bien difícil.

Fue en 1997 en el momento en que Jobs subió al ámbito y les ha dicho a los leales seguidores de la compañía que la compañía había recibido una inversión de 150 millones de dólares estadounidenses de Microsoft, uno de sus oponentes mucho más fieros. Fue exactamente el mismo año en que el directivo ejecutivo de Dell, Michael Dell, mencionó que si lideraba la compañía, la cerraría y devolvería el dinero a los inversionistas.

Por supuesto, Jobs no cerró la compañía. En cambio, empezó a trabajar en una sucesión de artículos icónicos como el iMac, el iPod y lo que se transformaría en macOS X.

Pero hubo otro movimiento que Jobs logró en ese primer año en Apple que podría ser igualmente esencial. Por contexto, esto brotó a lo largo del testimonio del presente directivo ejecutivo, Tim Cook, en el juicio sobre la demanda de Epic contra Apple.

Cook se encontraba enseñando por qué razón era irrealizable colorear una imagen completa de la rentabilidad de la Aplicación Store por el hecho de que la compañía no rastrea todos y cada uno de los costos de esa forma. Cook mencionó que esto se debía a que no deseaba que múltiples divisiones discutieran sobre dónde deberían asignarse los costes pues eso sería improductivo. Continuó diciendo que fue iniciativa de Jobs.

En ese instante, cada unidad de negocio tenía su estado de pérdidas y ganancias (P&L), y las divisiones peleaban de forma regular sobre dónde conceder los costes. A cada gerente le preocupaba primordialmente si su unidad mostraba ganancias, con independencia de si la compañía en sí era saludable o productivo.

La compañía se encontraba perdiendo mil millones de dólares americanos por año en ese instante, pero todas y cada una de las divisiones notificaban que eran rentables. Jobs no solo suprimió a todos y cada uno de los gerentes en general, sino asimismo puso a toda la compañía en solo una P&L.

Para el punto de Cook, hay gastos que se distribuyen entre distintas áreas del negocio, y no hay nada productivo en tenerlos opinando y peleando sobre dónde se tienen que atribuir los gastos. Quizás lo más esencial es que dado que Apple no esté ordenado por unidad de negocio, sino por función, contribuye a aislar a esos equipos de las presiones financieras, liberándolos para meditar en concepto de lo que es preferible para el producto y, en último término, para el cliente.

En 2020, Harvard Business Review lo describió así:

Las bonificaciones de los altos ejecutivos de I + D se fundamentan en las cantidades de desempeño de toda la compañía en vez de los costes o los capital de artículos particulares. Por ende, las resoluciones sobre modelos están algo recluidas de las presiones financieras en un corto plazo. El equipo de finanzas no participa en las asambleas de la plan de actuación del producto de los equipos de ingeniería y los equipos de ingeniería no forman parte en las resoluciones de costos.

Aquí está la cosa. La mayor parte de la multitud piensa en la obsesión de Steve Jobs por el diseño de artículos como su contribución más esencial a Apple. Precisamente, jugó un papel singular en el avance de varios de los gadgets electrónicos de consumo mucho más icónicos nunca conformados: el iMac, el iPod, el iPhone.

Absolutamente nadie duda de que Jobs logró una contribución excepcional a Apple con su sentido del diseño de modelos y su aptitud para entender lo que recreará a los clientes del servicio. Pienso que es verdad, pero no estoy convencido de que sea una imagen completa.

El reconocimiento de Jobs de que la compañía solo debería tener una cuenta de pérdidas y ganancias podría ser tan esencial a fin de que Apple se transforme en la compañía de 2 billones de dólares estadounidenses que es el día de hoy. En verdad, hay una oportunidad razonable de que si Jobs no hubiese tenido su observación y también hubiese hecho un cambio, Apple no sería la compañía que es el día de hoy. Es posible que no sea una compañía. En ese ámbito, jamás habría existido un iMac o un móvil IPhone. Si ese es la situacion, esa fácil resolución verdaderamente cambió todo.

Las críticas expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son las suyas propias, no las de Inc.com.

Si les ha dado gusto este articulo posiblemente les interese otras clases sobre la manzana

utilizamos cookies para poder ofrecer la mejor experiencia a los usuarios que nos vistan. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Salir de la Web

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto. Haz clic aquí si quieres que el hacer scroll se considere como aceptación de cookies

Cerrar